Agente "Bonsai" Adriana Perez, esposa de Gerardo Hernández, el jefe de la red AVISPA

Por que le niegan la visa a esta perra? Facil es otra mas de la larga lista de agentes, perros, esbirros, mercenarios, sumisos, lacayos, y chivatones castristas.


Adriana Pérez, esposa de Gerardo Hernández, el jefe de la red AVISPA, fue cómplice de las actividades de espionaje de su esposo. Adriana, agente ¨Bonsai ¨, sirvió de correo entre el Centro de La Habana y su esposo el cual vivía con varias identidades falsas en los Estados Unidos; esa es la razón fundamental por la que se le niega a Adriana el visado para entrar a los Estados Unidos. Olga Salanueva, esposa de René González, fue entrenada por la Dirección General de Inteligencia en comunicaciones, para desarollar actividades de espionaje en los Estados Unidos; esa es la razón fundamental por la que se le niega su visado de entrada a los Estados Unidos. En un artículo del diario oficialista cubano Juventud Rebelde del año en que la tiranía admitió que esas personas eran agentes cubanos de inteligencia y firmado por una periodista, se afirma que abril fue el mes en que ellos, Olga y René, se conocieron y se casaron para posteriormente compartir las MISIONES asignadas. La esposa de Ramón Labañino era oficial del Ministerio del Interior de Cuba ( MININT ) y NUNCA ha tenido problema alguno en visitar en la cárcel a su esposo ya que no realizó actividad alguna de espionaje en territorio norteamericano ; he ahí la diferencia con Olga y Adriana.


Por otra parte, los 5 espías en las cárceles de EEUU disfrutan de facilidades y comodidades que ni soñando pueden tener los presos, políticos o no, en Cuba.
__________________________

¡Hay que tener la cara dura!


MADRID, España, septiembre, www.cubanet.org -Leo con sorpresa –aunque realmente debía decir con un cabreo mayúsculo, pues lo que sucede en Cuba no debería sorprender a nadie- que el régimen protesta ante la ONU por la negativa de Estados Unidos a otorgar visa a la esposa de un espía, y ha cargado contra el Presidente Obama y la secretaria de Estado, Hillary Clinton, por violar las leyes estadounidenses.

Además, el embajador de la tiranía ante las Naciones Unidas, Abelardo Moreno Fernández, en carta enviada al Secretario General Ban Ki-moon, ha exigido –es como para echarse a temblar-, que el gobierno de los Estado Unidos otorgue a Adriana Pérez “una visa humanitaria de inmediato, de manera que pueda visitar a su esposo”, Gerardo Hernández.

No creo necesario, a estas alturas, entrar en detalles sobre la situación de los integrantes de la Red Avispa, las continuas pataletas de los Castro por este asunto y el enorme movimiento desplegado a nivel internacional por el régimen y sus acólitos para lograr la libertad de sus “héroes” que, a pesar de haber sido juzgados por delitos muy graves sin lugar a dudas, disfrutan de mejores condiciones carcelarias que los presos políticos cubanos que, en su propio país, sólo se han atrevido a discrepar de la versión oficial.

Nadie duda que si los de la Red Avispa hubiesen sido cinco norteamericanos pillados in fraganti en territorio cubano, hace mucho, pero que mucho rato, estuvieran en el reparto Boca Arriba.

( De izquierda a derecha Olga Salanueva y Adriana Pérez; ambas llevaron a cabo misiones de espionaje en los EE.UU.; esa es la causa por la cual no se les permite la entrada a los EE.UU.. La esposa de Ramón Labañino pese a ser miembro del Ministerio del Interior castrista, ha podido visitar a Labañino ya que no tenía los antecedentes de espionaje de las dos anteriores. Adriana se usó como correo de la Dirección General de Inteligencia castrista para llevarle instrucciones a su esposo gerardo hernández, el jefe de la red Avispa. Comentario del blogguista )

Pero volviendo al tema de la protesta por la negativa del visado a la espía consorte.

¿Acaso no tiene el gobierno de los Estados Unidos todo el derecho del mundo a otorgar o denegar visado para entrar en su territorio a quien le de su real gana?
Y, lo peor, que sea precisamente el gobierno de Cuba -que decide arbitrariamente quien sale o entra de su territorio- el que exija a otro estado lo que es incapaz de permitir a los propios cubanos.

¿Visa humanitaria? ¿A cuantos cubanos que viven en el extranjero se les ha negado la entrada en su propia tierra –como si fuese propiedad exclusiva del clan Castro- incluso para asistir a los funerales de sus seres queridos? Ejemplos sobran, y no son precisamente agentes de la CIA o de “la mafia anticubana” como les gusta decir para justificar su represión. Me refiero a gente sencilla, profesionales, que un día decidieron dejarlo todo y buscar la libertad y un futuro mejor en otras tierras.

¡Hay que tener la cara muy dura o, simplemente, no tener un ápice de vergüenza para tal reclamo!

Me imagino al Sr. Moreno Fernández partiéndose de la risa mientras escribe la carta al Sr. Ban Ki-moon, pues él sabe muy bien que Cuba no tiene autoridad moral para esas exigencias. Claro, no le queda otro remedio que seguir interpretando su papel para poder continuar cerca del poder. Pero que no se fíe, que los únicos intocables son ellos dos, los del clan.


Gracias Ramón Asencio y Baracutey

0 comments: